William Tsang

Naturaleza y juego para volver a amar la vida: maravilloso trabajo terapéutico en Hong Kong con niños, jóvenes y adultos mayores (juntos)

William Tsang nació y creció en el mundo urbano febril de Hong Kong. Trabajador social por más de 20 años, ve alarmado las estadísticas de niños y jóvenes que pierden la vida por voluntad propia. La misma naturaleza que lo salvó en un periodo negro de su vida, es la que ahora ofrece a cientos de personas a través de un sitio de confort en la naturaleza, “porque todo el tiempo los están presionando a salir de su zona de confort”.

William “mezcla” en sus paseos a niños y jóvenes con adultos mayores en actividades de conexión con la naturaleza y en juegos. Anteriormente formado en Baños de Bosque, fue con FTHub en Hong Kong que experimentó su primer paseo en carne propia. 

«La primera vez que hice senderismo fue a los 16 años, y entonces me encantó y seguí haciéndolo. Sigo disfrutando viendo los animales por mi cuenta. Me gustan mucho los insectos y las serpientes. Cuando tenía unos 30 años, tuve una gran y profunda caída en mi vida. Me quedé en paro unos dos años, no tenía dinero, una direcciónbaja de la vida, y me perdí por completo. También tenía mucho tiempo para ir de excursión. Así que después de un tiempo siento que me recuperé gracias a la naturaleza. Y poco a poco volví a mi vida normal.

«Al mismo tiempo, me di cuenta de que en Hong Kong hay muchos jóvenes que se suicidan, incluso a los 8 años, piensan que no tienen esperanza. Ahora mismo, en sólo dos meses, hay unos 18 casos de jóvenes que se han suicidado. Me sentí muy afortunado porque pude recuperarme gracias a la naturaleza, y gracias a mucha gente que me apoyó.

«¿Tuve alguna depresión o qué? No lo sé. Pero, por suerte, pude recuperarme. Pero los jóvenes no tienen supervisores, no tienen mentores que les apoyen. Sus padres, sus profesores, no dejan de obligarles a estudiar, de empujarles a tener éxito, y luego simplemente acaban con su vida.

«Así que pienso: ¿es posible crear alguna actividad en la naturaleza con los sentidos, y luego también el tiempo de tranquilidad para que paren un rato, se asienten un rato, y luego se recuperen, y saboreen su felicidad?»

«Y por eso empecé este trabajo de ser algo así como el hombre de la naturaleza. Soy un trabajador social registrado. En Hong Kong, el papel del trabajador social es bastante importante. La naturaleza de mi trabajo anterior es como un programa de aventura. Sigo dirigiendo la excursión de senderismo y luego el desafío de roca alta para saltar desde lo alto de la colina. Pero después de 20 años de experiencia, no creo que fuera útil ni supusiera un apoyo para los niños.

«Así que pensé en el baño de bosque, este otro tipo de conexión con la naturaleza para apoyar mejor este tipo de casos. Creo que no quiero que superen la zona de confort una y otra vez porque nunca están en la zona de confort. Siempre se les pide que salgan de su zona de confort.

«Así que veo si hay tiempo para que se queden en la zona de confort, para que se relajen y aprendan dentro de la zona de confort. Esta es mi manera».

«En 2017 en Hong Kong, no teníamos ninguna información sobre el Baño de Bosque, pero fui a la tienda de libros antiguos para leer algunos libros chinos sobre Shinrin Yoku, uno escrito hace unos 30 años. Entonces supe que eso era lo que estaba buscando. Encontré otra organización y me hice Guía de Terapia de Naturaleza, e intenté aprender.

«Después de algún tiempo encontré la formación profesional en FTHub. Mi servicio no se limita a la comercialización de Shinrin Yoku para que la gente en general conecte con la naturaleza. Yo trabajo con personas necesitadas, mentalmente drenadas o con una situación psicológica o con algún sentimiento de desesperanza con su vida.

«Y he visto cómo la gente cambia o cómo empieza a sentir la naturaleza. Combino e integro el juego con la sanación posterior. En Hong Kong, empiezo con algunos ejercicios lúdicos con personas con distintos bagajes y orígenes. Por ejemplo, enseño a un grupo de alumnos de primaria a liderar juegos con adultos de unos 80 años.

«Así no piensan tanto. Juegan al escondite con los mayores en un patio urbano, en un prado. A los mayores les encanta. Todos respiran hondo, disfrutan mucho bajo el sol en la naturaleza urbana».

«Tengo un recuerdo muy notable de una niña de 8 años, que tenía que llevar a una anciana de 88 a jugar al escondite. Y entonces le preguntaba ‘- Abuela, ¿cuándo fue la última vez que jugaste? – Hace como 80 años’. Así que es bonito. Es hermoso verles ser ellos, estar juntos.

«Ayer dirigí a un grupo de profesionales de la salud y a su grupo de niños. Son treintañeros con discapacidad mental y disfrutaron de las tres horas, desde el viaje hasta enfocar los diferentes sentidos en la naturaleza. Dijeron: ‘Por fin tengo tiempo para mí, siento libertad y puedo ver la belleza de mi vida’, algo así. Así que estoy muy contento.

«Me acerqué al baño de bosque con otra organización, pero nunca había experimentado una sesión real de baño de bosque hasta mi formación en Hong Kong con FTHub. Fue la primera vez que probé la experiencia. Realmente siento que, haga lo que haga, no hay nada que esté bien o mal. Y lo disfruto.

«Mi esperanza es construir un movimiento con la naturaleza y el juego para contextos terapéuticos, para empujar a la población china a esto. Creo que hay una necesidad para los chinos, no sólo en China continental. Ahora tengo este gran evento que se llama el Día de los Pies Descalzos de Hong Kong. Mucha gente de distintas procedencias va descalza a los parques urbanos y pisa la hierba. Unos cientos de personas. Es increíble».

 

Ph: Cortesía de William Tsang

 

 

 

Forest Therapy Hub

Forest Therapy Hub

Carrito de compra
Scroll al inicio