Dr. Matilda van den Bosch

Gente sana – Planeta sano, las últimas investigaciones de una médica pionera sobre salud humana y naturaleza

La Dra. Matilda van den Bosch, investigadora sénior del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y profesora adjunta de la Universidad de Columbia Británica, Facultad de Medicina y Facultad de Silvicultura, es médica con un doctorado en planificación del paisaje y salud pública.

Creció en la campiña sueca, junto a un cementerio con hermosos árboles. Una de sus últimas investigaciones trata sobre los espacios verdes urbanos asociados a una menor incidencia del TDAH infantil. «Tengo una especie de conexión especial con los árboles«, dice, y sin duda eso se nota en su extraordinaria carrera, que ha llevado esa conexión muy lejos afortunadamente.

En el IV Congreso Internacional Los Bosques y su Potencial para la Salud que se celebra en Portugal, dará una conferencia titulada «El impacto positivo de la naturaleza en la salud humana: las últimas evidencias».

Matilda suele ir a la naturaleza en Barcelona, donde vive actualmente, y desde donde trabaja. También ha trabajado como consultora para la OMS, la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) de EE.UU., el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Oficina del Cambio Climático del Ministerio de Sanidad de Canadá en temas como los indicadores de espacios verdes urbanos para la salud pública y las prioridades políticas para la protección de la salud tanto de los seres humanos como del medio ambiente.

El estrés, los árboles y un viejo castaño

«Crecí en un campo, junto a un cementerio con hermosos árboles, y los veranos los pasaba en el bosque en Suecia. Había un castaño de indias que me encantaba y en el que solía jugar. Tengo una conexión especial con los árboles y, cuando empecé la carrera de Medicina, siempre me resultaba muy relajante cuando me estresaban los estudios. Los árboles realmente significan algo para mí.

«Me interesa la salud humana, pero siempre he tenido ganas de trabajar también con la naturaleza. Cuando me convertí en médico y empecé a conocer a pacientes, me di cuenta de que muchos de ellos sufrían trastornos relacionados con el estilo de vida, como enfermedades relacionadas con el estrés y enfermedades mentales, y por desgracia no podemos hacer lo suficiente desde el punto de vista médico. No hay muchas intervenciones directas que podamos utilizar para curar estas afecciones y, cuando me di cuenta de ello, me interesé cada vez más en estudiar cómo podemos promover la salud creando entornos saludables.

«Dada mi afinidad con la naturaleza y los árboles, me resultó natural pensar que estos entornos serían una forma de crear oportunidades para que la gente viviera de forma más saludable. Y fue entonces cuando decidí cambiar de carrera y me doctoré en Planificación del Paisaje».

Un camino imparable en la investigación

«Decidí iniciar este cambio de carrera cuando leí sobre una investigación de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas en la que se estudiaba cómo las actividades de jardinería podían rehabilitar a personas con estrés y depresión graves. Para mí era algo completamente nuevo: en la Facultad de Medicina nunca hablamos del medio ambiente ni de si la naturaleza podía tener un impacto positivo en la salud. Al principio de mi carrera como investigadora no había tantos estudios, pero el campo de la investigación ha cobrado fuerza en la última década.

«La disciplina se ha desarrollado principalmente a partir de la psicología ambiental y de las teorías en torno a los orígenes evolutivos del ser humano. Lo que me ha fascinado últimamente es el impacto de la biodiversidad. Hay, por ejemplo, investigaciones en Finlandia sobre la exposición a diversos microorganismos en el suelo y que tienen un impacto en nuestro microbioma intestinal. Esto puede traducirse en un impacto en nuestro sistema inmunológico, lo que significa que si uno se expone a un suelo biodiverso su microbioma intestinal puede ser más saludable, lo que a su vez se traduce en diferentes beneficios para la salud. Esta investigación pionera es muy emocionante y puede ayudarnos a entender mejor cuáles son los mecanismos por los que estamos más sanos en la naturaleza.

«Estos impactos son importantes porque hoy en día están aumentando muchos trastornos del sistema inmunitario: vemos que los niños tienen más alergias, asma, trastornos inflamatorios del intestino. Esto se ha desarrollado casi en paralelo con la urbanización y la desconexión de la naturaleza, lo que lleva a una menor exposición a la biodiversidad».

Prescripción Verde, retos y pasión

«Antes de venir a Barcelona, vivía en Vancouver, impartiendo cursos de Silvicultura Urbana y Bienestar y de Impactos Ambientales en la Salud Humana en la Universidad de la Columbia Británica, también supervisaba a los estudiantes, algo que es muy gratificante; una cosa especial es que tanto los estudiantes como los investigadores suelen ser muy apasionados con su trabajo, ¡incluida yo misma! La gente está realmente interesada, es muy apasionada y realmente quiere tener un impacto en la creación de una sociedad más sana y un medio ambiente más saludable.

«Desde el punto de vista de la Prescripción Verde, para conseguir un verdadero avance en la asistencia sanitaria y en el establishment médico, necesitamos tener una base de pruebas sólida. Esto ha sido un reto porque es difícil hacer estudios controlados, al tratarse de una intervención tan compleja como la naturaleza. Sin embargo, esto es lo que realmente necesitamos y están surgiendo oportunidades para diseñar este tipo de estudios. Es importante poder controlar la intervención y medir biomarcadores objetivos como indicadores de salud. Este es un aspecto del enfoque».

«Pero también creo que, desde un punto de vista más holístico, tenemos que cambiar la mentalidad del público en general y de la clase dirigente de la sanidad, de que hay un vínculo inherente entre los entornos sanos y las personas sanas. Tenemos que entenderlo, tenemos que mantener este planeta vivo y próspero si queremos tener alguna esperanza para las generaciones futuras. Y creo que lo estamos consiguiendo.

«Este es el mensaje, esto es lo que me apasiona personalmente. Mostrar cómo la salud del medio ambiente está totalmente interconectada con la salud de las personas. Se está produciendo un cambio con las nuevas generaciones y lo veo cada vez más, este cambio de pensamiento está empezando a producirse».

 

Ph: Cortesía Dra. Matilda van der Bosch

Forest Therapy Hub

Forest Therapy Hub

Carrito de compra
Ir arriba