Ebony Le-Brew

Empoderar a otras personas a través de los Baños de Bosque: un viaje conectando Harlem y la Naturaleza

Ebony LaBrew es una fuerza arrolladora de suavidad, consistencia y acción. La naturaleza la llama desde niña, aun en el entorno urbano de Harlem. Guia Baños de Bosque para la comunidad a través de una asociación que lleva gratuitamente a la gente a los pocos paisajes ancestrales que quedan en la región, y es una líder activa en organizaciones ambientales. Cómo los Baños de Bosque le cambiaron la vida y sacaron lo mejor de sí misma.

«Crecí en Harlem, Nueva York, y no es una zona que se asocie con el aire libre o el amor por la naturaleza. Pero incluso en ese ambiente, yo seguía amando la naturaleza. A veces dábamos las gracias por la cena, y para mí hacía mucho sentido siempre incluir la naturaleza si dábamos gracias por la comida, por lo que teníamos. Así que la naturaleza siempre formó parte de la gratitud y la gracia. Siempre he tenido una conexión con ella, aunque creo que no se suponía que la tuviera, dado dónde crecí. Incluso más fuerte que si te hubieras criado en el bosque.

«Mi formación es pedagógica, así que pasé muchos años enseñando educación especial. También he trabajado con familias y jóvenes en el ámbito de la salud mental y del comportamiento. Mi pasión siempre ha sido ayudar a la gente, sobre todo en situaciones traumáticas, de lucha, dificultades y retos.

«Mi amor por la naturaleza se debe a que, para mí, la naturaleza siempre ha sido un espacio seguro. Por eso, cuando pienso en mi infancia y en los momentos en los que me sentí desafiada, una de las formas en las que pude ampliar mis habilidades de afrontamiento y encontrar la paz mental fue algo tan simple como decidir que iba a bajarme antes del tren y caminar las siguientes diez manzanas porque no había tenido un buen día.

«¿Y sabes qué? Para cuando termino de caminar por el parque o lo que sea, mi día se siente genial. Como si acabara de transformar esas emociones. Y eso es algo que siempre he querido compartir con los demás en el ámbito de la educación o cuando apoyo a la gente en sus momentos difíciles».

«El otro aspecto de mi amor por la naturaleza es también mi activismo político, porque mi aprecio por la naturaleza coincide con la justicia climática o medioambiental. Así que no sólo animo a la gente a utilizar la naturaleza como fuente de curación y restauración, sino también como un espacio en el que podemos unirnos en favor de la justicia. Y eso vuelve a aquel instinto de dar las gracias por la cena».

ACCIÓN

«Este es el único planeta que tenemos y todo lo que obtenemos de él está en peligro debido al cambio climático y otras causas. Mi compromiso con la naturaleza es como si esas dos cosas formaran parte integral de ella, la curación y también el activismo.

«Soy miembro líder de un grupo llamado Mothers Out Front, una organización política que conecta a la comunidad con la acción legislativa relacionada con la justicia climática y medioambiental. Para mí, el activismo consiste simplemente en ser activa en mi comunidad.

«El acceso a los espacios verdes, parques, reservas, senderos tiene a menudo muchas barreras en términos de transporte o, a veces, cuando no tienes acceso a esos espacios, no tienes el conocimiento de estar cómodo en un entorno de este tipo: oh, ¿qué me pongo, ¿qué hago cuando llegue allí?»

«Eso también puede suponer una barrera para la gente. Así que he participado como voluntaria en otra organización, Environmental Clearinghouse of Schenectady, una organización local relacionada con los problemas medioambientales de la zona. Y otra organización, Mohawk Hudson Land Conservancy, que compra y ayuda a preservar espacios verdes en peligro de urbanización o que simplemente no se cuidan.

«Uno de los programas de estas dos organizaciones es Nature Bus Albany & Schenectady, un programa que pone en contacto a los residentes o a cualquiera que quiera disfrutar de espacios al aire libre a los que no podría acceder. Les pone en contacto con las autoridades locales de transporte. La CDTA, el servicio de autobuses, tiene un autobús especial que recoge a la gente gratuitamente y la deja en diferentes espacios verdes y senderos del condado en el que vivo».

UN CAMBIO DE VIDA

«Es una unión maravillosa entre algo que me encanta, como estar al aire libre, ayudar a la gente, y la naturaleza como centro de todo ello. No esperaba lo que iba a ocurrir. Creo que formarme y certificarme en baños de bosque me ha cambiado la vida. Me ha desacelerado en muchos sentidos. Como de otra manera. Siento que tengo un gusto muy variado, pero puede que haya sido un poco rígida con ciertas cosas.

«La forma en que como y combino diferentes tipos de texturas y sabores, siento que toda mi vida ha cambiado de una manera que no esperaba, no esperaba que fuera a comer de forma diferente luego de hacer Baños de Bosque».

«Es algo que me ha cambiado la vida. Sabía que quería conectar a la gente con la naturaleza, con el aire libre, especialmente a personas que pueden tener muchas barreras para salir al exterior. Y una vez que salimos, ¿qué es lo que vamos a hacer? Empecé a estudiar y el baño de bosque me pareció todo lo que quería para mí y todo lo que quería compartir con los demás. Así que ha sido increíble.

«Una de las cosas más significativas de uno de los últimos paseos que guié -para el autobús de la naturaleza donde soy voluntaria- es que se trataba de un bosque primario, uno de los pocos que hay en esta región, porque la zona circundante está muy urbanizada. Así que estar en este espacio sagrado, antiguo, y conectar con él desde esa perspectiva fue increíble para mí y para los participantes.

«Fue un momento mágico, lleno de magia y reverencia. Son antepasados, estamos en presencia de antepasados. Y sentí que había un entendimiento mutuo entre los participantes y yo y los seres que ahora nos rodean. América ha sido colonizada. Se ha desarrollado durante cientos de años. Así que tener un espacio que ha sido capaz de mantenerse en pie a pesar de todo eso es simplemente asombroso. Fue increíble».

LIGEREZA PARA EL EGO

«¿Por qué el baño de bosque? Está bien tener este servicio de autobús que conecta a la gente para hacer que estar al aire libre sea algo accesible, que cualquiera pueda hacer y que le dé a la gente el derecho a estar, a visitar estos lugares. No encajaría si estuviera haciendo algo que no fuera accesible, que no pudieran hacer por su cuenta de alguna manera o aprender más sobre ello de alguna manera.

«Una de las cosas que más me atrajo de los Baños de Bosque es que no parecía que hubiera una barrera entre lo que yo hacía y lo que hacía otra persona. Me permite ser yo misma. Estoy Certificada, tengo cierta sabiduría, pero me encanta que alguien salga ahí fuera y tenga su propia experiencia. Se suele decir que la naturaleza es un maestro, el bosque es un maestro. Y eso me encanta porque me permite evolucionar hacia mi mejor yo.

«Y creo que no sería mi mejor yo si fuera pesado en mi ego. Así que es compartir algo, que estoy facilitando algo, pero hay un desapego de ello también que es lo que realmente me atrajo a la práctica y me mantiene con la práctica. Me encanta esa parte.

«No es como si dijeras, vale, ahora vas a sentir esto y como un gurú, sino simplemente facilitas que la gente esté ahí y abres ese conocimiento para cada uno de ellos. Creo que me permite seguir haciendo otros trabajos que pueden ser un poco más desafiantes, como las intervenciones de Terapia de Bosque para trabajadores sociales o enfermeras que están en primera línea con situaciones muy difíciles».

Fotografía: Cortesía de Ebony LaBrew

Picture of Forest Therapy<br> Hub

Forest Therapy
Hub

Carrito de compra
Scroll al inicio