Jennifer Walsh

Cerebro, belleza y naturaleza: la maravillosa carrera de la investigadora e influencer Jennifer Walsh

Es difícil definir a Jennifer Walsh como otra cosa que no sea una pionera. Hace más de 30 años implantó en su negocio el diseño biofílico con agua, paredes verdes, plantas y luz natural. Formada en finanzas, dejó Merryl Lynch para dedicarse al maquillaje de famosas en Nueva York, creó su empresa y desde entonces sale en la tele hablando de bienestar, belleza y salud. Es asesora de empresas y colabora con la Universidad de Pensilvania, porque a esta fuerza de la naturaleza e influencer le encanta la ciencia que hay detrás de por qué la naturaleza es buena para nosotros. Hablará sobre «Tu cerebro en la naturaleza» en la próxima Global Summit Ciencia, Naturaleza y Salud.

Los hilos de la vida, del Bronx a la biofilia

«Crecí en el Bronx. Es todo de hormigón. Pero a mi madre y a mi padre les encantaba estar al aire libre, y yo podía ir al zoo del Bronx y a los jardines botánicos. Tengo tantos recuerdos vívidos de cuando era niña y bajaba por las colinas y veía esa inmensidad. Es un recuerdo que se te queda grabado para siempre.

«A mi madre siempre le gustó la naturaleza. Lo celebraba. Celebraba el frío. Celebraba la nieve. Celebraba la lluvia. Me enseñó a celebrar las estaciones.

«Estudié empresariales y, después de graduarme en la universidad, me dediqué a las finanzas, así que trabajé en Merrill Lynch y, como mi madre era maquilladora, me encantaba y lo hacía por diversión, trabajaba gratis para aprender, y fue entonces cuando me enamoré de la industria de la belleza y el maquillaje.

«A mediados de los 90, empecé a maquillar para producciones de televisión, películas y revistas. Y un amigo mío me puso delante de la cámara de televisión para hablar sobre el maquillaje que estaba utilizando en estas celebridades, hace 27 años este mes, así que he estado en la televisión desde entonces, hablando de belleza, bienestar, y ahora tengo la oportunidad de hablar sobre el aire libre.

«Abrí mi primera tienda con un diseño muy biofílico. Llevar la naturaleza al interior, nunca lo había visto antes. La gente me decía que lo estaba haciendo mal, que a nadie le importaba el espacio en sí en el comercio minorista.

«Pero quería que la gente sintiera, que tuviera una emoción, porque me parecía que había una falta de sentimiento en los grandes almacenes. Quería ser lo contrario de unos grandes almacenes. Y eso es lo que creé». Así que se convirtió en la primera marca de belleza omnicanal de Estados Unidos y la primera en incorporar la biofilia.

«Así que a medida que avanzas en la vida, te das cuenta de todos estos pequeños hilos de los que empiezas a tirar. Siempre ha estado ahí, el amor por la naturaleza».

El parque y la llamada

«Desde que volví a Nueva York, pasaba casi dos horas al día en Central Park con mi perro. Y siempre me sentí muy protegida, sostenida, apoyada en una ciudad por lo demás muy ajetreada, ruidosa y tumultuosa. Era el único lugar donde encontraba serenidad. Así que paseaba por allí y empezaba a ser. A ser testigo de la belleza que me rodeaba. En el momento en que bajé el ritmo, todo cambió para mí y pude ser realmente testigo de la belleza.

«Hice una serie de vídeos llamada Walk with Walsh, en la que entrevistaba a gente en Central Park. La gente de Nueva York pensaba que salir al aire libre era una actividad de fin de semana, de vacaciones, algo ajeno a ellos.

«Empecé a estudiar y nunca miré atrás. Lo cambió todo para mí. La gente de entonces decía que los paseos eran algo mono. Y yo pensaba, ¿bonitos? Esto es para tu cerebro. No te haces una idea de lo que la naturaleza hace por nosotros y de lo que ocurre cuando no estamos expuestos al entorno natural.

«Covid lo cambió todo, ahora hay mucha más conciencia. Fue fascinante ver cómo el péndulo pasaba de ‘este bonito paseo por el parque’ a ‘vaya, tenéis toda la ciencia y los datos, ¿podéis compartirlos con nosotros? Covid expuso por qué la naturaleza es tan imprescindible para la salud humana.

Ciencia y educación

«Quería profundizar en la ciencia de por qué la naturaleza es importante para la salud humana. Por eso ahora trabajo con muchas más empresas que intentan incorporar el diseño biofílico, grupos hoteleros y hostelería. Una cosa es colocar paredes vivas y añadir elementos acuáticos, pero si no te enseñan por qué, es una especie de descuido.

«La educación es la gran asignatura pendiente. Enseñamos a ser conscientes, pero no hablamos de cómo nuestro entorno afecta a nuestra salud, a nuestra salud cerebral, a nuestro bienestar. He colaborado con la Universidad de Pensilvania, su centro de Neuroestética, como asesor estratégico para sus proyectos biofílicos y algo llamado Iniciativa de Salud Cerebral, que es un laboratorio vivo dependiente de Harvard».

Cómodamente adormecido

«La conciencia es un superpoder. Veo a la gente caminar por la calle con la cabeza gacha, sin ser conscientes en absoluto de que son humanos. Ya no son humanos. Se pierden la vida que pasa a su alrededor. Me rompe el corazón ver, especialmente a los jóvenes, completamente inconscientes de su entorno y de su lugar en él y de las cosas con las que nos alimentan. Siempre nos alimentan nuestros espacios y lugares. Los lugares y los espacios nos agotan o nos alimentan, y podemos elegir estar allí o no.

«Durante la II Global Summit hablaré de nuestro cerebro en la naturaleza, nuestro cerebro en la biofilia, y la biofilia es esa conexión innata con todos los seres vivos, como nos enseñó E. O. Wilson. Qué nos ocurre cuando nos exponemos a entornos naturales. ¿Qué ocurre con la acústica de un espacio y cómo reverbera en nosotros y cómo la absorbemos?

«Algunas tiendas han sido muy ruidosas a lo largo de los años, y otras son tan perfumadas que te desconciertan. ¿Cómo conseguimos ese equilibrio para todos? Y especialmente en un espacio en el que cada vez hay más personas neurodivergentes. ¿Cómo creamos espacios para el florecimiento humano? Creo que todo el mundo merece estar en todas partes.

«¿Cómo creamos espacios que no sean demasiado abrumadores, sino lo suficientemente personalizados? Tenemos que cuidar el cuerpo humano. ¿Cómo suavizamos esos espacios para que sean más responsables con la salud humana?

«Lo más importante es ser conscientes de la suerte que tenemos de estar vivos en este momento. Nuestro cuerpo siempre nos está hablando. Sólo es cuestión de calmarnos lo suficiente para poder escucharlos».

Volver a nuestro cuerpo

«Tenemos que asegurarnos de que nuestros hijos vuelvan a estar protegidos. Richard Louv dice que necesitamos más tiempo verde que tiempo de pantalla. Es realmente importante enseñar a los niños y a nuestros profesores que necesitamos sacar a los niños de la tecnología tan a menudo como sea posible y hacer que se sientan humanos en nuestros cuerpos».

«Estamos tan sobreanalizando todo en nuestros cerebros que a menudo olvidamos que el cuerpo humano está completamente conectado con todo. Tenemos miedo a la quietud. Pero es entonces cuando recibimos los mejores mensajes. Es entonces cuando escuchamos: lo que piensan nuestros pensamientos, lo que dice nuestro cuerpo.

«Existe esta ira hacia el tiempo. Los meteorólogos tienden a decir siempre que no salgamos hoy. Le están diciendo subliminalmente a la gente que tema el tiempo. No podemos querer proteger el clima si tememos al tiempo. Ahí es donde debemos estar. No se supone que estemos en estos espacios estancados. Tenemos que estar al unísono con el mundo natural que nos rodea para aprender de él, beneficiarnos, curarnos y cuidar del entorno que nos rodea».

 

Ph: Cortesía Jennifer Walsh

 

Actúa ahora, inscribiéndote en nuestra Formación de Guía de Baños de Bosque y en la Formación de Profesional de Terapia de Bosque. Crezcamos juntos, equipándote con habilidades esenciales para liderar experiencias transformadoras en la naturaleza.

Únete a nosotros para profundizar tu conexión con la naturaleza y comenzar una carrera empoderada en el poder restaurador del mundo natural.

Forest Therapy Hub

Forest Therapy Hub

Carrito de compra
Scroll al inicio