Kari Krogh

Baños de bosque y discapacidad: el poder terapéutico de la naturaleza, de la ciencia a la propia experiencia

Kari Krogh apenas podía moverse o hablar, pero una sola flor en el patio trasero, «el patrón y el movimiento de las sombras y la luz que se filtraba a través del dosel por encima, sólo esos pequeños momentos», liberaron parte de su dolor. Es licenciada en Psicología y Estudios Ambientales, tiene un máster en Instrucción y Educación Especial, un doctorado y un posdoctorado en Estudios sobre Discapacidad cuando aún no existía. Ella misma contrajo una discapacidad debido a la enfermedad de Lyme y a un pesticida aún más venenoso contra las garrapatas.

Posteriormente atropellada por un camión, Kari, FTHub Profesional de Terapia de Bosque y Lecturer, sabe tanto de resiliencia e interdependencia como de investigación y ciencia. Ahora vive en la naturaleza, cerca del prístino Parque Algonquin, en Canadá, y muchas de las ideas de su investigación pionera le mostraron el camino. Integra la inclusión en sus propuestas en EcoWisdom Forest Preserve y apoya a guías sobre cómo enfocar el trabajo con personas con discapacidad.

Interdependencia

«Mientras trabajaba como profesora de Estudios sobre Discapacidad, viajaba para presentar mi investigación en una conferencia. Después, mi colega y yo decidimos tomarnos un par de días para ir a un lugar de vacaciones de ecoturismo. La cabaña en la que estábamos estaba infestada de garrapatas, sólo que yo no las reconocí como garrapatas.

«Ella y yo contrajimos la enfermedad de Lyme y cuatro co-infecciones. Lo que complicó aún más las cosas fue que el personal del complejo lo roció todo con un insecticida. En un plazo de 24 horas, mi colega enfermó gravemente y esa noche yo estaba en el hospital. Los síntomas aparecieron rápidamente. Casi de inmediato tuve problemas de equilibrio y para andar, y luego de memoria. Perdí la capacidad de hablar, de andar, y estaba demasiado fatigada para sentarme erguida.

«La discapacidad puede presentarse de muchas maneras diferentes. Y yo he tenido todo tipo de deficiencias, incluidas las que afectan a la comunicación, la movilidad física, la neurocognición y la audición. Con el tiempo volví a aprender a andar. Y ahora la mayor parte del tiempo mi discapacidad es menor o no visible.

«Tardaron tres años en diagnosticarme la enfermedad de Lyme y doce en descubrir la exposición a pesticidas. Cada vez que tomaba antibióticos para tratar la enfermedad de Lyme, sufría una reacción anafiláctica. Finalmente, los especialistas en salud ambiental de un hospital local lo descubrieron. Ahora este pesticida está prohibido: familias enteras de vacaciones no se despertaban o desarrollaban una discapacidad neurológica permanente».

Naturaleza, discapacidad e inclusión

«Todos estos diferentes hilos de mi historia se han unido hasta llegar a este momento. Hice mi beca postdoctoral porque quería estudiar las cuestiones sociales, políticas y económicas que afectan a la experiencia de la discapacidad, más que la biología. No quería medicalizar la discapacidad. Esto me llevó a querer ser Profesora de Estudios sobre Discapacidad e implicarme con la ONU para desarrollar una política internacional sobre discapacidad.

«Cuando me convertí en discapacitada, aproveché las lecciones que aprendí de los miembros de la comunidad de discapacitados a través de mi investigación. La comunidad me había enseñado que aún podemos alcanzar objetivos utilizando diversos apoyos, desde ayudas a la movilidad hasta trabajadores de apoyo a la crianza, personas que ayudan a un padre discapacitado a realizar actividades de crianza. Mi hija tenía tres años cuando quedé gravemente discapacitada.

«Tuve el regalo de cientos de horas de entrevistas y reflexiones de todos estos años. La gente me demostró que se puede tener calidad de vida aunque se utilice una silla de ruedas, aunque se necesite apoyo, que en realidad se trata de interdependencia más que de independencia. Y, por supuesto, eso es lo que aprendemos de la naturaleza».

«Estas creencias son la base de las actividades de EcoWisdom, incluidos nuestros Programas Accesibles de Bienestar en la Naturaleza. Apoyamos un modelo de cofacilitación y creemos que uno tiene capacidades junto con las deficiencias.

«Años después me atropelló un camión. Me pregunté ‘qué debo hacer para sanar’ y me puse a escuchar. Fue entonces cuando empecé a ir regularmente a retiros de silencio en la naturaleza».

Un paraíso prístino para la inclusión

«Mi pareja y yo vivimos ahora desconectados del sistema en la Reserva Forestal EcoWisdom. Vivimos de la energía solar, recogemos agua de lluvia y derretimos nieve en invierno para nuestra fuente de agua. Compartimos la tierra con osos y alces. Incluso ha venido un lobo a mi puerta.

«En nuestros programas de naturaleza virtuales y presenciales exploramos temas relacionados con la interdependencia, la inclusión y la pertenencia. Y la naturaleza nos permite sentir esas cosas muy profundamente. También nos ayuda a conectar con los milagros de la vida. Tuvimos un participante con esclerosis múltiple que sólo podía mover un dedo. Y había unos trocitos de pelusa en el aire que bajaban de los árboles. Como un trozo de pelusa caía sobre ese dedo, podía moverlo. Nos contó que esto le daba una sensación de poder y alegría. Compartimos su sensación de asombro y maravilla«.

«Se trata de celebrar los pequeños milagros y engrandecerlos. La naturaleza no sólo nos ofrece una sensación de asombro, sino que también nos hace más humildes, a todos, tengamos o no discapacidades. En nuestros programas de naturaleza EcoWisdom, todo el mundo es bienvenido: las personas con problemas de habla, con problemas de movilidad, las que viven con problemas de dolor y fatiga.

«Dado que el 22% de la población mundial vive con una discapacidad, necesitamos saber cómo hacer accesibles los programas de formación de guías y apoyar a los guías para que sepan cómo enfocar la inclusión y la accesibilidad, por ejemplo, qué hacer cuando viene alguien a participar en un programa que no utiliza el habla para comunicarse. Hay estrategias sencillas que pueden servir para que la gente se sienta incluida, que ellos también forman parte».

No se trata del té

«Empecé a asistir a algunas sesiones informativas del FTHub y me impresionó mucho la base de investigación. Para mí, dado que mi formación es científica, es muy importante que la formación y la enseñanza tengan una base científica. Y me encanta su aspecto multicultural.

«Recuerdo que en una sesión informativa me dijeron que la ceremonia del té no era necesariamente el ritual más apropiado para terminar los programas en algunos países y culturas. Y fue muy reconfortante oírlo, porque la ceremonia del té no siempre es la actividad más accesible. Creo que se trata del ritual. No se trata necesariamente de la ceremonia del té».

«Es fundamental crear un espacio para ser testigos de las experiencias de los demás y ayudar a las personas a coexistir con el dolor y la belleza. La discapacidad a menudo incluye dolor o pena, no necesariamente, pero a veces puede formar parte de la experiencia junto con la belleza y la maravilla y el asombro y la conexión que también coexisten.

«Mi deseo es que EcoWisdom trabaje con FTHub para promover la inclusión de la discapacidad, haciendo que la formación de guías sea más inclusiva y que los programas de baño en el bosque sean más accesibles. Cuando hablamos, coincidimos en que nos parecía una idea estupenda colaborar de esta manera. Así que tiene un valor incalculable».

 

Ph: Cortesía Kari Krogh, créditos también de Laurel Goodings y Allison Youseff.

Picture of Forest Therapy<br> Hub

Forest Therapy
Hub

Carrito de compra
Scroll al inicio